NUGA MACRAMÉ

desfici_nuga-2.jpg

Este reportaje es el resultado de una entrevista que hice a las chicas de Nuga para DESFICI magazine.

Su oficina es un remanso de paz. Si te esfuerzas puedes escuchar los hilos arrastrarse por la alfombra mientras Jenni y Laura tejen sus tapices. Una música flojita suena de fondo, las maderas crujen a cada paso y las estanterías se cierran como se cierran las ventanas en los pueblos.

Nuga es el resultado de la vuelta de la artesanía y a la creatividad que produjo la crisis entre todos aquellos que tuvieron que reinventarse. Como ellas mismas explican en el reportaje de DESFICI: “Tras la sobreabundancia de la tecnología, la artesanía nos hace volver a cosas tangibles y materiales como la cerámica, el algodón o el vidrio. En la década de los años 80 y 90 se produjo el boom de los plásticos y lo tecnológico. Ahora nos gusta lo natural. También en la alimentación, en el estilo de vida”.

Al igual que el proyecto del que te hablo en el anterior post, la inspiración para Nuga proviene fundamentalmente del Mediterráno: un espacio ya mítico del que se han escrito poemas, libros y canciones, se han pintado cuadros y se han rodado películas. Los peces del Mediterráneo en valenciano dan nombre a cada pieza de macramé que ha pasado por sus manos: samaruc, luç, polp...”.

Espero que la luz y colores de estas fotos te transmitan la delicadeza y calidez que sólo la artesanía puede conseguir :)

 
Paula G. Furió