UN CÓCTEL Y UN TENTEMPIÉ AL MÁS PURO ESTILO DE TRUMAN CAPOTE

paulagfurio_coctel_trumancapote_web.jpg

Me gusta pensar que hay una buena excusa para casi todo: una buena excusa para preparar una receta, o quizás una receta que te permita contar una historia... Todo sirve. En este caso será el cóctel favorito de Truman Capote, el destornillador y la historia de amor que vivió mientras escribía A sangre fría.

1966 fue el año de Truman Capote, su “principio de una nueva época”. La publicación de A sangre fría le otorgaró la fama que había anhelado durante toda su vida. También le abrió las puertas de la alta sociedad neoyorquina: era el protagonista de shows televisivos, arrasaba en Studio 54 y organizaba fiestas tan célebres como la del hotel Plaza, la llamada Fiesta del siglo.

Los seis años previos -en que se gestaba la novela- no fueron, sin embargo, tan ociosos: incontables viajes a Kansas, anotaciones, entrevistas, investigación de campo para describir todos los detalles del crimen. Un gran esfuerzo para desentrañar cómo fue el asesinato de los Clutter y qué motivó a Hickock y Smith a actuar con tantísima violencia. Una vez detenidos, Capote les entrevistó obsesivamente hasta que hubo escarbada en cada rincón de ellos. Para entonces, Capote estaba ya perdidamente enamorado de Smith. Sin embargo, el éxito de la novela dependía de la muerte de los asesinos.

La muerte de Smith fue el final perfecto que Capote buscaba para A sangre fría. Lo que nunca imaginó el escritor es que el mayor éxito de su carrera le atormentaría durante toda su vida.

De nuevo volvió a Nueva York y a sus fiestas, a quemar sus fantasmas en pastillas y “destornilladores”.


SCREWDRIVER

Ingredientes: Vodka, zumo de naranja (¡tenemos excusa, es una receta de temporada!) y hielo en cubitos.

Preparación: Poner 2 cubitos de hielo en un vaso largo, verter vodka hasta que éstos floten y completar el contenido del vaso con zumo de naranja


TRIÁNGULOS DE CARNE AL CURRY

Ingredientes

-Masa filo
-200 gramos de carne de ternera picada
-1 Huevo
-1 cebolla
-Curry
-Comino
-Aceite de oliva
-Un diente de ajo
-Sal y pimienta

Preparación

-Precalienta el horno a 180-190º

-Pica la cebolla y ponla en una sartén con el diente de ajo y un poco de aceite de oliva para que se vaya dorando a fuego medio. Cuando esté dorada añade la carne, dale unas vueltas para desapelmazarla y sazona con la sal, la pimienta, el comino y el curry (este último en abundancia)

-Corta la masa filo en cuadrados, píntala con aceite, pon una cucharada de la mezcla y ve doblándola con cuidado hasta formar paquetitos triangulares.

-En una bandeja, hornea durante 10-15 minutos a 180-190º o hasta que veas que están dorados y crujientes. La combinación de las especias con el dulzor amargo de la naranja marida a la perfección :)


Soy alcohólico. Soy drogadicto. Soy homosexual. Soy un genio

Truman Capote


 
Paula G. Furió